<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d31267641\x26blogName\x3dCuestionalo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cuestionalo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cuestionalo.blogspot.com/\x26vt\x3d4118530798309496547', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Cuestionalo.

Pienso en ovejas pero no se animan a saltar mientras se prueban un saco y corbata. Llego a la esquina, el semáforo se camufla entre el rojo de uñas pintadas y yo cambio minutos por bocinas. Un riesgo imprescindible.

miembro de CRUZAGRAMAS

Despertarse



Que difícil despertarse ficción, cuento, cuentito, fantasía.  Que difícil despertarse novela, ensayo, ensayado, qué difícil despertarse un juego pelotudo, enreglado; un chiste, un decir, sobredicho, gastado y triste y sucio.
¡Qué difícil levantarse comercial! Propagando propagandas, levantarse repetido repitiendo ilusiones y repartiendo maldones y malhechizos y levantarse malhechor, malparido y malhacido hijo de puta.
O peor, levantarse hijo de nadie, de nada y de nadie.

Papá: nada.
                 Mamá: nadie.
          Hijo: vacío.

Levantarse lío, bochinche achanchado, chancho sin hambre, quilombo sin bombo que sería quil, no es ni kilo de pan ni que en francés.

No puede no ser otra cosa además de nada.

Es capaz como levantarse reloj, frenado y sin agujas, o campana grande, sí, sí, muy grande, pero golpeada, sabés, y muda.  O metrónomo atascado en 137 pulsos por minuto, tic toc, tac tuc, como bailando y dormirse y levantarse bailado.  Usado, untado y ultra unchufado como se la unchufan a tu hermana y lo sabés, y te hacés el boludo, y lo sabés.

Levantarse soldado a chispa y fuego, inseparable del deber, el orden, la orden, el honor, el orgullo, y la eterna hijaputez de matar.

Levantarte matado, com la inposibilidad de levantarte.  Levantarte atado con hilo dental a una grúa en un día de otoño lluvioso con lluvia y truenos y soretes de punta y vos gritás AHHHH y nadie te escucha porque están pasando esta nueva novela, ehm, Únicamente vos, o solamente yo, con Suar y esos que hacen cosas graciosas y vos AHHHHHH la puta que lo parió BAJENMÉ y Suar le dice a Macbeth “Lo que pasa es que es loco por vos entendés, los héroes trágicos me fascinan, me re re re copan entendés?”


Ponele que en una de esas te levantás travesti, y querés volver a tu estado de fábrica y el cirujano te pregunta “¿Te arrepentiste o había poca salida laboral?”

Te despertás y sos superman y no está bueno. Nadie lo piensa, pero ponele que te ponés el trajecito de laicra blah blah blah y te supera la paja. Te inhabilita.  Tenés que salvar al mundo y en realidad tenés ganas de comerte un chori, mirarte una porno, acabarle en la nación en la cara a Macri pero no podés porque hay gente escribiendo comics sobre vos y después todos los chicos toman birra, se pajean con y hacia la nación y el mundo se va a la mierda, entendés?

Ponele que es domingo te despertás podrido.  Ayer estabas bien, hoy capaz si mendigás alguna vieja ratona te hace mermelada, pero además de eso, tas en el horno, pasado, perdiste el tren, te tiraste a las vías, y te piso un bondi, y ahí estás vos.

Te despertás intentando, intérprete, inútil incapaz e ineficiente pero muy canchero.  Te pueden vestir de astronauta inter-especial y sos Brad Willis.

Te levantás llegando, casi casi, igual disfrutando del viajando y el calentando y el haciendo, aunque nunca llegás a ningún lado, el agua nunca hierve y nunca acabás.
Estás ahí, pun chan chun y te levantás cactus.  Todos ahí “Ay, que llueva, que llueva, la bruja está en la cueva” y vos bárbaro, auto-suficiente, mientras salga el sol, que en los 21 años de vida que arrastro nunca ni llego tarde, así que estás pipi cucú, bombón asesino, bombón insaciable, bombón masticable, viste, fotosíntesis y ya, automático, auto-lindo, auto-fan, auto-ventilador, auto-mac y auto-burger y auto-crecen-las-espinas-solas; pero solo.  Los otros van y vienen con las sequías, las inundaciones, y vos quitecito, pasan las anti-justicias y los cuasi-abusos y vos ahí, facha, imparable en tu quietud.  Muy Buda, eh, seguí así, no cambies nunca, en una de esa te levantás y sos un ogro verde onda Shrek, hombre-lobo (u ogro-lobo), vampiro y mata-vampiros, todo al mismo tiempo.  La luz te quema, tenés altos colmillos, cuando sale la luna te convertís en semi-canino, pero te chupa un huevo porque ya sos ogro (de última aprovechás para salir de joda porque el lobo al ogro le saca 10 vueltas), y encima matás vampiros, tonces tenés alta crisis de identidad, y para no matar tantos humanos de vez en cuando desmembrás un corderito, tonces los del campo te persiguen y te ponen trampas y tenés que vivir en una reserva natural oscura como Pie Grande.  Complicadísimo.

Mi consejo: no podés predecir cómo vas a levantarte, así que mejor, no te duermas.

Labels:

Escribí tranquilo que hay apuro.
Comment | Bookmark | Go to end