<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d31267641\x26blogName\x3dCuestionalo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cuestionalo.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cuestionalo.blogspot.com/\x26vt\x3d4118530798309496547', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Cuestionalo.

Pienso en ovejas pero no se animan a saltar mientras se prueban un saco y corbata. Llego a la esquina, el semáforo se camufla entre el rojo de uñas pintadas y yo cambio minutos por bocinas. Un riesgo imprescindible.

miembro de CRUZAGRAMAS

mauricio

- Tenemos que hablar Mauricio. Tengo algo que decirte. Mauricio. Es importante. Mauricio mirame. Mauricio me podés prestar atención es la última vez que te lo digo, ¡Respondeme!
- Qué pasa.

- Nos vamos a tener que mudar.
- ¿Y eso por qué?
- Porque no nos va a alcanzar el espacio.
- ¿Y espacio para que querés? Esa maquinita de karaoke ya te dije mil veces no la vamos a comprar.
- No, eso no Mauricio.
- ¿Andas queriendo adoptar un perrito de la calle o algo así? ¿Por eso hinchabas el otro día con que te sentías sola durante el día? Mira tu telenovela, o mejor salí a caminar que no te vendría mal. O anda al gimnasio de una puta vez que vengo pagando la cuota hace tres meses.
- No Mauricio, no es eso. Y no me digas que estoy gorda.
- Yo nunca dije que estés gorda. El ejercicio hace bien.
- Yo hago ejercicio. Casi todos los viernes voy a bailar salsa con Chechu y Pani a Tropicana.
- Con esas dos malparidas que son como la garrapiñada, se las hacen en todas las esquinas.
- No hables así de mis amigas Mauricio. Vos terminás toda las noches en algún bar y yo nunca digo nada.
- Bueno pero a la mañana salgo a correr y me mantengo en forma, por más resacado que esté.
- Pero Mauricio yo no estoy gorda. Estoy embarazada.
- Justo lo que me faltaba, no me vengas con esas pelotudeces de nuevo.
- Pero enserio Mauricio. Esta -
- ¿Esta que? Si hace 4 meses que no hacemos nada, desde que te cortaste el pelo y te lo teñiste de rojo parece un travesti, ya te lo dije mil veces, no te toco ni con un palo hasta que vuelvas al rubio.
- Mauricio no me hablés así, sabés que me duele. Hoy me hice el test y me dio positivo, te juro que esta vez no es mentira.
- Y bueno, si no es mentira, no vas a esperar que me haga cargo, mío no es.
- Pero Mauricio nosotros somos una pareja, tenemos que acompañarnos en las buenas y en las malas.
- Bien que no me pediste que te acompañe en las buenas, cuando estabas abajo del padre de esa criatura, ¿y ahora querés que esté acá para las malas?
- Pero hicimos un pacto: ¡hasta que la muerte nos separe!
- No me lo repitás dos veces que en una de esas te caes por las escaleras y quedamos felizmente separados.
- Mauricio me estás rompiendo el corazón, fue una sola vez, te lo prometo, no debí haber tomado tanto, son cosas que pasan.
- ¿Y quién es el padre?
- No sé.
- ¿Pero no había sido una sola vez?
- Sí bueno. Pero eran más de uno.
- ¿Osea eran dos?
- Osea eran más de uno.
- Ah bueno, que plato. Mira con el bichito que me vine a casar.
- Mauricio perdoname. Quiero que entiendas, estoy muy arrepentida, vos sos el amor de mi vida.
- Bien que no me lo mencionaste hasta que se te infló la panza, sinverguenza.
- Pero yo sabía que ibas a reaccionar así, ¡no te quería lastimar!
- Ah, ¿lastimarme a mí? No nena, por mí no te preocupes, si hoy sale alguien lastimado de este cuarto sos vos.

Labels:

Escribí tranquilo que hay apuro.
Comment | Bookmark | Go to end